24.6.08

LUMET



Parafraseando la crítica de Las Horas Perdidas, la peli se podría resumir como: "DAMOS ASCO. FIN."
Joder, qué peli más áspera e inclemente. Como chupar una pared de hormigón o leerse de un tirón la obra de Cormac McCarthy. Vale, la peli está muy bien, pero sale uno del cine hecho polvo tras dos horas asistiendo al desmoronamiento de una familia en la que no se salva ni el apuntador de ser un perro miserable.

A destacar las constantes expresiones de dolor del reparto masculino que dan bastante cosica y, bueno vale, la generosidad corporal de Marisa Tomei.
Por cierto, que tengo mi propia teoría sobre por qué el personaje del padre no hace más que ir marcha atrás con el coche...
A continuación nos fuimos al impresionante concierto de Morente & Lagartija Nick para desquitarnos un poco. Acojona, tío...

2 comentarios:

david sánchez dijo...

joder, pues tiene buena pinta!!

Anónimo dijo...

Ay, Sidney Lumet, Sidney Lumet... ni una palabrica amable en toda la peli...

-José Luis PocasP.