6.3.08

ENTREVISTA M.A. MARTIN/XI: EL SÉPTIMO HARTE


¿Qué nos puedes contar de tus proyectos en cine?
No mucho, lamentablemente. La mayoría ahora mismo están en manos de productores y estamos en fase de negociación. Aunque ya voy viendo que, tal y como está el patio, va a ser difícil sacarlos adelante en España. Hemos recibido comentarios elogiosos, pero es complicado. En ocasiones por temas de efectos especiales y otras veces directamente por el contenido. Recuerdo un productor que nos dijo: “Bueno, es un proyecto costoso, pero son interesantes las relaciones entre los personajes… Aunque por otro lado hay que tener en cuenta que es la primera película del director y que vosotros no es que defendáis precisamente los valores cristianos imperantes”. Y te estoy hablando de un proyecto que iba en la línea de “Surfing on the third wave”, nada de “Snuff 2000”.

¿Has pensado en algo de animación?
Es un campo que personalmente no me interesa demasiado. Aunque si alguien quiere hacerlo estoy dispuesto. Hubo una gente con la que se estuvo fraguando un proyecto de serie de “Brian the Brain”, pero no llegaron a un acuerdo con La Cúpula, que es la dueña de los derechos.
Luego ha habido gente que me ha propuesto cosas, incluso algún productor, pero no han terminado de cuajar.

¿Cómo fue con Snuff 2000??
Pues al principio costó mucho sacarlo adelante. Lo presentamos a subvención, pero consideraron que no era un proyecto digno de recibir dinero público.
Yo prefiero que no haya subvenciones, pero si las hay que sean para todos. ¿Quién decide: “Tú, sí y tú, no”? Además luego no lo quiso poner ninguna TV, y eso que yo considero que la calidad del corto está por encima de la media. Quedé encantado con el trabajo de Borja Crespo.
En segundo lugar, todo el mundo se llena la boca hablando de arte y originalidad, y luego mira. El corto te puede gustar o no, pero no se puede negar que es original. Ponlo, y luego deja que la gente opine si es una mierda o no. Pero no, mejor poner otro corto de parejas que rompen o rollito social, la mierda de siempre…
Y después el corto ha funcionado, de hecho lo eligieron para acompañar una edición de puta madre en DVD de “El almuerzo desnudo” de Cronenberg.

¿Quién preferirías para hacer una adaptación de un tebeo tuyo, a David Cronenberg o a Borja Crespo?
A Borja, sin duda. Porque conoce mejor mi mundo que, además, dista mucho del de Cronenberg. Él podría ser el productor ideal, que dijese “Mira estos chavales, vamos a echarles un cable”. Si se nos puede llamar chavales. (Risas) Eso sí molaría...

¿Has pensado en mover los proyectos fuera de España?
Sí, pero hay un par de problemas. Por un lado el idioma, yo leo inglés pero no me veo capaz de traducirlo, y un traductor te cobra una pasta que nosotros no tenemos. Por otro lado está el tema de los derechos, que a nivel internacional, no sé muy bien cómo funciona. Con Pepe Mora, el director del montaje teatral de Kyrie, tengo un par de proyectos que han llegado a Francia y Alemania. Aunque estamos a la espera de noticias.

¿Te planteas de manera distinta un proyecto de cara a afrontarlo en cine o en cómic?
En general, no. Siempre cuento las historias en el rollo que a mí me interesa, independientemente del formato final. Evidentemente son lenguajes distintos y, por ejemplo, en “Rubber Flesh” que es el proyecto de largo que tengo con Borja hay cosas, sobre todo de sexo, que hemos suprimido. No tiene sentido meter un fist fucking en una peli que pretende ser comercial.

¿No te ves como Daniel Clowes, dejando los tebeos para dedicarte a los guiones?
Nunca se sabe, pero no creo. Además que Daniel Clowes es americano y allí está muy de moda lo de adaptar tebeos. De hecho creo que incluso están haciendo una versión de “Black hole” de Burns.

No hay comentarios: